Misas

Misas

domingo, 2 de febrero de 2014

CAMPAÑA CONTRA EL HAMBRE 2014


CASI TODO ESTÁ DICHO Y VISTO.
El próximo domingo día 9 haremos la colecta para Los proyectos de Manos Unidas en las Eucaristías.
En los centro escolares se realizará como otros años "la Operación Bocata".

DOS PARÁBOLAS O CUENTOS PARA PENSAR:

Primero: Parábola de Josué de Castro.

Pregunté a los hombres: ¿Qué lleváis envuelto en ese fardo, hermanos?
Y ellos me contestaron: “Llevamos un cadáver, hermano”.
Así que les pregunté: ¿Lo mataron o murió de muerte natural?
- “Lo que preguntas tiene difícil respuesta, hermano. Pero más bien parece haber sido un asesinato”.
- ¿Y cómo fue el asesinato? ¿acuchillado o con bala, hermanos?, les pregunté.
- No fue un cuchillo, ni una bala, ha sido un crimen mucho más perfecto, un crimen que no deja huella alguna.
- Entonces, ¿cómo lo han matado? Pregunté.
Y ellos me respondieron con calma: “A ESTE HOMBRE LO HA MATADO EL HAMBRE, HERMANO”. 

Josué de Castro.



Segundo.- Marcos y Mosés.

Marcos nació en una familia de siete hermanos. Su madre tuvo un parto difícil, pero gracias a la ayuda médica nació sin ninguna tara.
Mosés también tiene siete hermanos. Durante el embarazo, su madre tuvo problemas y él nació con un pulmón oprimido que ahora le impide respirar con facilidad.
Mosés nació ayudado por su tía y su abuela, expertas ganaderas.
Marcos disfruta de una alimentación sana y equilibrada. Come verduras, carne, pescado, hierro, fósforo, hidratos de carbono... A Mosés se le cayeron los dientes debido a la desnutrición.
La comida preferida de Marcos es el pollo, y el jamón serrano. Mosés no lo ha probado nunca, pero seguro que le gustaría.
Marcos tiene un abrigo de cuadros para los días de frío. Mosés tiene más suerte, porque en su país casi nunca hace frío y no necesita ropa. Es una suerte doble, porque aunque la necesitara tampoco la tendría.
Marcos sale de su casa para ir a jugar al parque y dar un paseo. Mosés siempre está fuera de casa. Marcos no conoce a su padre y no sabe dónde está.
Marcos tampoco lo conoce, pero sabe que murió en la guerra, aunque no contra quién luchaba.
Marcos no irá nunca al colegio ni aprenderá a leer. Mosés tampoco.
La esperanza de vida de Marcos es de unos 20 años. La de Mosés es mayor, pero él quizá no llegue a cumplir los 20.
Marcos es un setter irlandés. Mosés, un niño africano.
Por Carmen Posadas



No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR COMENTAR