Misas

Misas

miércoles, 29 de enero de 2014

UNA PEREGRINACIÓN A TIERRA SANTA

En tierra Santa, casi todo es aproximado, pero no cabe duda de que "fue allí".

Nazaret tiene un encanto especial. Está allí la gran Basílica construida sobre la “gruta de la Anunciación”. Allí el “Sí” de María: “Verbo hic caro factum est”. Allí está también la “casa de José”. La casa donde vivió la sagrada familia, y la  sinagoga donde Jesús hizo de lector y un breve comentario diciendo que se cumplía la escritura.

Caná de Galilea a 8 Km. de Nazaret. Lugar de fiesta y de boda. Allí Jesús empezó la vida pública (Jn.2,1-11). Allí un recuerdo muy especial por D. Manuel Cuesta Palomero donde murió celebrando la renovación del compromiso matrimonial de unos peregrinos de Salamanca.
Después de 30 años de vida oculta en Nazaret, Jesús fue a vivir por el noroeste del mar de Galilea. Centró su vida y actividades apostólicas en Cafarnaum. Allí está la casa de Pedro. También la sinagoga; a esa o a otra cercana acudía Jesús los sábados.

A orillas del lago Tiberíades está la iglesia del Primado de Pedro, donde Jesús le preguntó si le amaba, le confió apacentar su rebaño y le cambió el nombre de Simón a Pedro. “Sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”.

Tagba, un santuario propiedad de los PP. Benedictinos, donde tuvo lugar la multiplicación de los panes y los peces. Bajo el altar se puede contemplar el célebre mosaico bizantino de los panes y los peces. Es uno de los mosaícos más famosos de todos los tiempos.

El monte Carmelo, donde estuvo en una cueva el profeta Elías. Encima de esta cueva está el camerino de la Virgen del Carmen. Ha sido un sitio de culto y veneración desde siempre. Su entorno  es famoso por su fecundidad y belleza.

Como recuerdo del gran sermón del monte está el Santuario de las Bienaventuranzas.

Es bueno embarcarse y alejarse un poco de tierra en el Mar de Galilea. Ese sí que es el sitio más histórico, ese es el mismísimo lago en el que Jesús desde la barca de Pedro predicaba a sus seguidores que escuchaban desde la orilla, desde donde animaba a los discípulos, calmó las tempestades, y se apareció a sus apóstoles después de la resurrección. Es gratificante embarcarse y bogar mar adentro.



El monte Tabor donde Cristo manifestó su gloria  a sus tres predilectos, anticipando la gloria de la Resurrección.

En Jordania se reviven muchas escenas del A.T. En el monte Nebo, Moisés vio la tierra prometida, aunque después de su muerte fue Josué el que condujo al pueblo de Israel a la tierra prometida.

De Jordania a Jericó parando el domingo siguiente a la fiesta de Epifanía, día del Bautismo del Señor en el río Jordán para renovar las promesas del Bautismo y celebrar la fiesta con los pocos cristianos que viven en Israel, que tienen la tradición de acercarse a celebrar esa fiesta. Venían de Jerusalén, de Belén, de Galilea. Por desgracia son muy pocos los cristianos en el país de Jesús.

Jericó y baño en el Mar Muerto, a 400 m. bajo el nivel del mar. Allí al lado están las cuevas de Qumram donde en el año 1947 se encontraron los célebres papiros del Mar Muerto.

Subida a Jerusalén por el desierto de Judea.



Muy de mañana Eucaristía en la capilla de la tumba del Señor en la Basílica de la Resurrección. Es un privilegio celebrar en ese lugar.

Visita al Huerto de los Olivos: lugar de la Ascensión, al recinto del Pater Noster, vista de Jerusalén, "dominus flevit" al ver Jerusalén desde allí,  Jetsemani en el Torrente Cedrón, Via Crucis por la Vía Dolorosa cargando la cruz, visita al Santo Sepulcro, donde está el “Monte Calvario”, el “Lugar de la Calavera”. Allí con emoción metimos la mano en el agujero donde fue colocada la cruz en la que murió Cristo.


Belén a 9,5 Km. de Jerusalén. Impresiona ver la muralla de separación dentro de la ciudad, Campo de los Pastores, Gruta de la Leche, Basílica y Gruta de la Natividad. Allí besamos la estrella que está en el lugar en que dicen nació Jesús. Por la tarde subida a Ain Karem, La Visitación de vuelta recorrido por Jerusalén.

San Pedro in Gallicantu (Cantó el gallo cuando le negó). Cenáculo. Última cena donde renovamos las promesas del sacerdocio y celebramos la Eucaristía.

Basílica de la dormición, muro de las lamentaciones, barrio judío...  Cena en una Jaima. con el cónsul de España y el director de la agencia EFE en Jerusalén.

Todo esto intercalando celebraciones, oraciones, comunicaciones. Es un recorrido por los sitios que aparecen en los Evangelios.

Estuvimos en Haifa, el puerto de Israel, donde dicen que Israel trabaja, ya que en Tel Aviv disfruta, y en Jerusalén reza.

Ha merecido la pena repetir. Este viaje es siempre nuevo. Iba con la idea de dejarme sorprender y así ha sido.

Mi agradecimiento a Halcón-peregrinaciones. Reconozco que saben distinguir bien entre unas vacaciones, un viaje de placer y una "peregrinación". Tienen cosas en común pero no es lo mismo.


Matias Prieto Espinosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIAS POR COMENTAR